Thrombophilia Testing and Venous Thrombosis

Thrombophilia Testing and Venous Thrombosis

Fecha de publicación: 21 de septiembre de 2017

Lugar de publicación: NEJM

DOI:10.1056/NEJMra1700365

Enlace SIBUC (residentes PUC):

http://www.nejm.org/doi/pdf/10.1056/NEJMra1700365

Tipo de artículo: Revisión Narrativa

Razón de Selección: 

El tromboembolismo venoso es un problema frecuente en el medio de la medicina interna hospitalaria. El beneficio del estudio de trombofilia ha sido un tema de debate. Esta revisión presenta de manera sintética la evidencia con respecto al tema y propone un enfrentamiento.

Contenido:

El artículo enfoca la problemática de la amplia disponibilidad de test para el estudio de trombofilias versus la recomendación de Guías Clínicas que señalan que el eje del enfrentamiento diagnóstico y duración de la terapia está definido por la concurrencia o no de algún factor desencadenante.

Se describen algunos escenarios especiales, como la trombosis en sitios atípicos, el Síndrome Antifosfolípidos, el uso de anticonceptivos con estrógenos y el embarazo

Impacto en conductas:

  1. Se refuerza que en el tromboembolismo venoso provocado, no debe estudiarse trombofilias heredadas o adquiridas.
  2. En ningún paciente debe realizarse estudio durante el evento aguo y los primeros 3 meses de tratamiento, mucho menos suspender la terapia para su realización.
  3. En base a la experiencia de estudios de seguimiento, se desaconseja el estudio también para los pacientes con eventos no provocados. Esta recomendación se basa en que no existen diferencias en el riesgo de recurrencia en aquellos pacientes con eventos no provocados y estudio de trombofilia positivo o negativo (podría existir un riesgo discretamente mayor en el caso de déficit de ATIII, pero se desconoce la aplicabilidad en clínica de estos resultados).
  4. Se recalca que no existe evidencia para tomar medidas profilácticas especiales en pacientes portadores de alguna trombofilia que se enfrenten a alguna situación de riesgo elevado (p ej: procedimientos quirúrgicos).
  5. Se reconoce que la presencia de AAF, principalmente el anticoagulante lúpico, se asocia a una significativa mayor recurrencia, por lo que en poblaciones específicas, se sugiere su búsqueda.
  6. Para el caso de trombosis en sitio atípico, se sugiere la búsqueda de neoplasias mieloproliferativas crónicas (y eventualmente de Hemoglobinuria Paroxística Nocturna).
  7. Se refuerza que las mujeres usuarias de ACO (con estrógeno) y embarazadas, no tienen un manejo diferente si son portadoras de alguna trombofilia.
  8. En mujeres usuarias de ACO sin trombofilia, la suspensión de éste, permitiría un tratamiento anticoagulante acotado (3 meses).

Ausencias: 

  1. No queda claramente definida una población donde se deba realizar pruebas de Anticuerpos Antifosfolípidos.
  2. No se menciona búsqueda de algunas trombofilias adquiridas como el Sd Nefrótico.
  3. El artículo no propone recomendaciones para el paciente que presenta una trombofilia en caso factores de riego más débiles (p ej: embarazo y viajes en avión).

Dr. Maximiliano Vergara